Noticias

Seis ideas de inversión para sacar partido a la libra barata

01 de Julio de 2016

Corría el 5 de marzo de 1985 cuando los mineros británicos regresaban a sus puestos de trabajo después de haber permanecido en huelga durante un año. Fue una importante victoria política para la entonces Primera ministra Margaret Thatcher y una derrota de los sindicatos británicos. Entonces, la libra esterlina cotizaba por debajo de los 1,35 dólares. Más de 30 años después, en estas sesiones postbrexit, la divisa británica ha caído, incluso por debajo de estos niveles, tal y como preveían ya desde hace varios meses, 29 de los 34 economistas que participaron en una encuesta realizada por Bloomberg. La libra marcó un nuevo mínimo el pasado lunes cuando, intradía, tocó los 1,3121 dólares. En las últimas sesiones ha remontado ligeramente recuperando los 1,32 dólares, reduciéndo la caída anual al 9%. Sin embargo, las previsiones que manejan los expertos no son halagüeñas en este sentido.

“La libra se ha desplomado ante los temores a que la decisión del Reino Unido de salir de la UE pudiera hacer caer las inversiones en la economía del Reino Unido, amenazar el lugar de Londres como capital financiera global y desencadenar un periodo de ralentización del crecimiento económico. Y, si en efecto los inversores siguen huyendo de Reino Unido, lo más probable es que continúe la bajada de la cotización de la divisa británica”, explican desde Didendum Eafi.

Son muchos los inversores que han perdido dinero por la caída de la libra tras el referéndum. Entre ellos, el accionista de referencia de compañías como Parques Reunidos o FCC, George Soros. Los expertos hacen una selección de productos para obtener una rentabilidad aprovechando las horas bajas de esta divisa.

  • 1. Monetarios en dólares y yenes

“Una de las formas más sencillas de invertir en aquellas divisas que se aprecian frente a la libra y frente al euro es a través de fondos monetarios”, explica José María Luna, director de análisis de Profim. El experto recomienda dos productos en concreto, uno que invierte en dólares y otro en yenes. Para el primer caso, Luna llama la atención sobre el Pioneer FDS US Dollar ST CEur. Este producto de la gestora Pioneer, acumula una rentabilidad en los últimos tres años del 4,87%. Richard Schlanger y Charles Melchreit son los gestores de un producto que fue creado en el año 2000. Para los inversores que prefieren decantarse por los yenes, Luna recomienda Pictet Short Term Money Market JPY. Este producto, que fue creado en 2007, acumula una rentabilidad en los últimos tres años del 4% y en lo que va de 2016, esta rentabilidad supera el 14%. Además, el experto recomienda un fondo cotizado que invierte en dólares. En esta categoría destaca el Lyxor Fed Funds US Dollar Cash UCITS ETF C USD(eur).

  • 2. Grandes valores británicos

El brexit ha provocado un terremoto en el mercado de divisas, con la libra como epicentro del mismo. Sin embargo, la Bolsa británica no sólo no ha sentido los efectos de esta sacudida, que sí que se ha dejado notar en otras Bolsas, sino que ha logrado sacar partido de estos recortes poniéndose en positivo en el año. Los inversores están apostando por los títulos que más habían bajado en los últimos meses y por empresas exportadoras ante la caída de la libra esterlina. Didendum Eafi señala a compañías británicas “con presencia internacional, dado que ahora sus exportaciones se verán impulsadas al resultar más baratos sus productos o servicios para el resto de países. Por tanto, la facturación en divisas distintas a la libra se verá favorecida”. En este grupo los expertos de esta Eafi incluyen al sector salud. De hecho, entre los valores que más han subido en las últimas jornadas en la bolsa británica destacan Mediclinic International, una compañía que se dedica a la comercialización de productos hospitalarios, que se ha revalorizado un 15% en apenas cinco sesiones y Shire, que se dedica a la comercialización de productos para el tratamiento de trastorno de déficit de atención e hiperactividad y tratamientos genéticos, que sube un 15%.

  • 3. Apuesta por el oro

Activo refugio por excelencia no lo iba a ser menos en estos momentos de crisis post brexit. Victoria Torre, jefa de producto y análisis de Self Bank, recuerda que “el oro siempre es una oportunidad en momentos de incertidumbre, por lo que la previsible dura negociación que llevará a cabo el Reino Unido con la UE para su salida del bloque, puede hacer que la libra siga en niveles bajos y que la apuesta por el oro sea rentable.” Desde el departamento de análisis de Bankinter, señalan que durante el segundo semestre de 2016, el oro podría seguir apreciándose durante el segundo semestre de 2016 hacia el rango 1. 400-1.450 dólares la onza y deslizarse hasta 1.350-1.400 en 2017.

En este sentido, José María Luna, de Profim, recomienda algunos productos para comprar oro: Julius Baer Precious Metals -JBphysical Gold Fund eur es un fondo cotizado que invierte en oro físico en forma de barras estándar (de alrededor de 12,5 kilogramos o alrededor de 400 onzas). El objetivo de inversión del producto es reflejar el rendimiento del oro en el largo plazo después de la deducción de los gastos de funcionamiento. En lo que va de año, la rentabilidad del producto es del 23%, según datos de Morningstar. Además, Luna selecciona el iShares Golds eur Hedged (eur).

  • 4. Bolsa de EE UU gana atractivo

“Si queremos estabilidad y menos volatilidad, en general, la Bolsa americana lo hará mejor que la europea ya que no se verá afectada por los efectos del brexit”, explica Beatriz Catalán, de Ibercaja Gestión. La gestora considera que la Bolsa americana registrará mejor comportamiento que la europea por esta razón. Teniendo en cuenta este planteamiento, la experta recomienda entrar en empresas de calidad. “En EE UU, las revisiones de beneficios van a ser mucho menores que las que se efectúen en Europa”, añade la gestora de Ibercaja. En este sentido, la gestora aragonesa lleva varios meses comercializando un fondo que invierte en compañías líderes con un fuerte reconocimiento de marca, sostenible en el tiempo y que ofrezcan productos y servicios de alta calidad. Algunas de las compañías que forman parte de la cartera de este fondo son Google, Apple, Nike, L’oreal o Nestlé. Por si parte, de cara al segundo semestre, los expertos de Bankinter hacen una selección de varios fondos de renta variable estadounidense. Por un lado, Bankinter recomienda el MS USAdvantange usd, un producto que invierte principalmente en valores de renta variable domiciliados en EEUU o que sin ser estadounidenses desarrollan una parte predominante de su actividad en dicho país. En segundo lugar, selecciona el Fidelity America, un fondo creado en 2008 y que en los últimos tres años acumula una rentabilidad del 17,5%. Por último, aconsejan el Pionneer US Fundamental Growth.

  • 5. Fondos de retorno absoluto

Aunque todo inversor conoce el dicho rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras, el fondo de retorno absoluto JPMorgan Global Macro Opportunities, recomendado por Luna, de Profim, registra una buena evolución en los últimos años. Sólo en 2015, consiguió una rentabilidad del 9,66% precedido de excelentes años con rentabilidades de dos dígitos. James Elliot, Shrenick Shah y Talib Sheikh son los gestores de este fondo cuya estrategia pasa por “hacer gestión activa en divisas”, explica este experto. Por su parte, Bankinter muestra su preferencia por el mixto global Nordea Stable Return. Se trata de un fondo mixto flexible con un comportamiento de retorno absoluto. Busca conservar el capital del inversor y proporcionar una rentabilidad absoluta positiva superior a la de los tipos de interés europeos a tres meses. Puede tener una posición en renta variable de hasta el 75%.

  • 6. Apuesta por el ladrillo británico

Didendum Eafi explica que el sector inmobiliario británico puede también representar una oportunidad para los inversores. Tras conocerse la noticia del brexit, la cotización de los fondos y ETFs cuya estrategia de inversión se centra en el sector inmobiliario británico ha sufrido importantes caídas, mucho mayores que aquellos fondos y ETFs centrados en el sector inmobiliario europeo ex RU. La firma de inversión considera que “estas caídas han hecho que el descuento actual sobre el valor de los activos inmobiliarios sea del 25%”. En relación a este sector, a pesar de que el brexit puede afectarle negativamente en el corto plazo, Didendum destaca varios factores que ayudan a mitigar la salida de Reino Unido de la Unión Europea. En primer lugar, estos expertos destacan la “baja exposición a la financiación y poco apalancamiento. En segundo lugar, la caída de la libra hace más atractivo el segmento ahora para inversores y en tercer lugar, es previsible que el Banco de Inglaterra, recorte los tipos de interés, actualmente en el 0,5%”.

Entre los valores del sector inmobiliario británico destacan algunas compañías que en las últimas jornadas han sido fuertemente penalizadas como Derwent London, una sociedad inmobiliaria cotizada especializada en mercado comercial, residencial y de oficinas en Londres y British Land, centrada en inmuebles comerciales.

Oportunidad barata de viajar.

Entre los efectos positivos de la caída de la libra, está el que para muchos europeos o americanos aprovecharán a irse de vacaciones a Reino Unido ahora que les van a resultar más baratas. El sector turístico doméstico debería notar los efectos de una libra más barata. Y también, por las mismas razones, empresas domésticas británicas de venta on line.

Mientras la noticia del brexit enturbia los mercados y hace caer en picado el valor de la libra, otros lo ven como una oportunidad. Páginas web sobre viajes de EE UU y China han constatado un aumento de las consultas sobre el Reino Unido, lo que apunta que al menos el sector turístico podría beneficiarse de la situación, según informa Reuters.

Las agencias de viajes, cadenas hoteleras y aerolíneas dicen que es demasiado pronto para afirmar un impacto del voto en las reservas a largo plazo, pero las búsquedas de los turistas cazadores de gangas han subido en los últimos días. La decisión británica de retirarse de la Unión Europea deja la quinta economía más grande del mundo en una situación de profunda incertidumbre. Pero para viajeros como Wen Zhihong, del occidente de China, brexit significa precios bajos. Sus vacaciones iban a consistir en una visita a Francia e Italia con su hija, pero ha cambiado su opinión tras el voto. “Con la depreciación de la libra, hoteles, billetes de avión y compras son mucho más baratas”, afirma.

Ctrip.com, la mayor agencia de viajes on line del gigante asiático, ya ha tratado de sacar rédito del efecto postbrexit. Argumenta en su web que unas vacaciones de verano en Gran Bretaña ahora podrían ser un tercio más baratas, añade la información elaborada por Reuters.

 

http://cincodias.com/cincodias/2016/07/01/mercados/1467373324_825916.html